• Foro de quejas y críticas

    Foro de quejas (servicios, compañías, telefonía...) y críticas (coches, franquicias, cadenas alimenticias..)

    Buenas, tras comprobar que se han publicado mis dos mensajes, me he animado a enviar otro. En esta ocasión voy a aconsejar, a quien quiera ser aconsejado claro, y en base a mi propia experiencia, sobre un caso real que me ha ocurrido con AUNA (Que casusalidad que, antes de ser absorvida por ONO, estuviese vinculada con AMENA/ORANGE y WANADOO).

    En Septiembre de 2006 recibí una llamada de una operadora de AUNA. En dicha llamada se me ofertaba un Teléfono Inalámbrico SIEMENS GIGASET por 7 euros (precio de los gastos de envío). El motivo de esta oferta era, según esta persona, premiar mi fidelidad como cliente con la compañía AMENA, hoy ORANGE. Al olerme el "tomate" que podría haber, pregunté y pregunté a la operadora por mis obligaciones ante dicho "regalo", y ésta, por activa y por pasiva, me aseguró que me regalaban el terminal por ser un "gran cliente" de AMENA. Dije a esta persona que quería que grabasen la llamada, y le informé de los pasos legales que yo daría si se trataba de un camelo. La operadora me dio su palabra, juró y perjuró que se trataba de un regalo hasta que finalmente acepté. Tras pedir mis datos, también pidió mi número de cuenta, yo me mosquée y le pregunté el motivo, ya que si solo tenían que cobrarme 7 euros, no era necesaria una cuenta bancaria, con pagarlos a la recepción del inalámbrico ya estaba. Esta persona contestó que me cargarían los 7 euros en cuenta a los 45 días de recibirlo, para darme tiempo a probarlo y rechazarlo si no me interesaba. Total, finalmente acepté. A QUE ALGUNO LE VA SONANDO LA HISTORIA EH JEJEJEJEJE.

    A los dos días recibí el teléfono, y cuando lo estaba probando, SORPRESA!!!, marcase el número que marcase, el terminal enviaba la llamada intercalando el prefijo 1052 (casualmente de AUNA).

    El haberse callado la operadora este "detallito de na", convierte lo que parecía una transacción normal en un FRAUDE, ya que la oferta parte de una PUBLICIDAD ENGAÑOSA. (Artº octavo de la ley 26/1984 de la que ya os he hablado en otros mensajes).

    Por supuesto rechacé el teléfono y me tuve que pelear con AUNA para que enviasen a SEUR a buscarlo, eso si, antes me cargaron en cuenta los 7 euros (a día de hoy sigo sin cobrarlos), y además tuve que aguantar por teléfono que otros operadores me llamasen mentiroso.

    AUNA comenzó a facturarme por un servicio de marcación para fijos que, ni pedí, ni nunca usé. Que narices, yo tenía contratado un servicio de ADSL + llamadas a fijos con WANADOO.

    No pagué ni una sola factura porque me cansé de explicar a los operadores que yo no pedí el servicio ni lo usé jamás, y cuando comenzaron a llegarme cartas de esas empresas que se dedican a amenazar jurídicamente con demandarte si no pagas, simplementes les telefonée (a las empresas de cobros de morosos en cuestión), y les expliqué lo que había, así como los pasos que yo iba a seguir, incluidas las denuncias que se avecinaban. Por supuesto, ambas empresas se retiraron del jaleo y dejaron de amenazar.

    Finalmente recibí una carta de ASNEF-EQUIFAX comunicándome que me AUNA me había incluido en el fichero nacional ASNEF de morosos. Je Je, ahora me tocaba a mi mover ficha.

    Efectué una denuncia ante la Agencia de Protección de Datos por entender que AUNA había cometido una infracción tipificada en el artículo 44 de la Ley 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, ya que me incluyó en un fichero de morosos cuando yo no les debía nada, es más, ni siquiera existía un contrato entre ambos, ni una grabación en la que yo solicitara el servicio que me pretendía cobrar. También, en base al artículo 19 de esa ley, solicité una indemnización por daños morales.

    Cuando AUNA recibió la inspección de la A.P.Datos, me telefoneó para disculparme, ofreciéndome indemnizarme con, y no os riáis, 15 EUROS en concepto de devolución del importe del teléfono más los intereses de demora, oferta que posteriormente subió a 18 EUROS. Por supuesto, yo les contesté que el daño que me habían causado, lo estimaba en 6.000 eurazos, y como no quisieron entrar por el aro, pues nada, los mandé a freir espárragos y dejé que el tema siguiera su curso.

    Finalmente, AUNA fue sancionada por la Agencia de Protección de Datos, con 180.000 EUROS, si, habéis leído bien, 30 KILOS de las antiguas pesetas, por haberme "jugado" con mis datos y los de otras cuatro personas que decidieron seguir los mismos pasos que yo.

    Mi consejo es que denuncieis a la mínima, porque ellos si nos la pueden colar, nos la cuelan.

    Saluditos compañeros consumidores.

    Publicar una respuesta





    Para enviar o escribir una nueva respuesta, puedes hacerlo como invitado rellenando los campos nombre y mail que aparecen abajo.

    Si lo prefieres puedes registrarte, o directamente logarte si ya eres miembro.

    Como invitado