Las 8 mejores bebidas energéticas naturales (actúan rápidamente)

¿Necesitas un plus de energía? ¡No compres bebidas energizantes! Están hechas a bese de azúcar y cafeína. Pueden hacer que te sientas con más energía, pero esa sensación es solo momentánea debido al azúcar que llega a la sangre. Cuando se acabe, te sentirás incluso peor que antes.

¿Cuáles son las alternativas? Hay muchas bebidas energéticas naturales que pueden aumentar nuestra energía sin aumentar el nivel de azúcar en la sangre. Eso significa que no habrá caída de energía ni calorías vacías. Muchas de estas bebidas incluso se pueden preparar en casa, por lo que puedes evitar fácilmente los azúcares agregados y los ingredientes artificiales.

Aquí hay ocho de las mejores bebidas energéticas naturales que puedes probar (y preparar) en casa.

1. Kombucha (té de kombucha)

La kombucha es un té fermentado elaborado con un SCOBY (cultivo simbiótico de bacterias y levaduras). La kombucha tiene una larga lista de propiedades para nuestra salud: vitaminas B, ácido glucurónico (un desintoxicante) y gran cantidad de polifenoles ricos en antioxidantes. Pero por lo que más se conoce a la kombucha son por sus bacterias probióticas y el ácido acético, que se ha demostrado que aumentan los niveles de energía.

Los probióticos juegan un papel muy importante en la producción de energía. Los estudios sugieren que al mejorar el equilibrio de las bacterias saludables en el intestino, las bacterias «amigas» pueden descomponer mejor los nutrientes de los alimentos que consumimos. ¡Esto significa que obtendremos un subidón de energía natural al comer los alimentos adecuados!

Incluso se ha demostrado que el ácido acético aumenta nuestro metabolismo, lo que significa que utilizará las calorías de los alimentos de manera más eficiente. El ácido acético es el único ácido graso de cadena corta que llega a la circulación sistémica en cantidades significativas donde proporciona energía a los músculos y otros tejidos. Tampoco es insulinogénico, lo que significa que no producirá un pico de azúcar en sangre.

Puedes preparar kombucha tu mismo en casa obteniendo un SCOBY, o puedes comprar kombucha embotellada en amazon (aquí).

2. Té de oolong

Si estamos flojos de energía, podemos revertirlo con una deliciosa taza de té oolong. Esta antigua bebida china también se conoce como «té de dragón negro» y está repleta de catequinas similares a las que se encuentran en el té verde. Estas catequinas funcionan mejorando la capacidad de nuestro cuerpo para descomponer la grasa, lo que puede aumentar los niveles de energía.

Los estudios sugieren que las catequinas de oolong ayudan a nuestro cuerpo a usar las células grasas para obtener energía. También se ha descubierto que beber té oolong sin diluir puede aumentar el gasto de energía y la oxidación de grasas en un 12%. Incluso puede ayudarnos a perder peso.

Puedes preparar té oolong con bolsitas de té u hojas sueltas. ¡Intenta mezclarlo con té verde para un mayor efecto!

3. Té verde

Famoso en todo el mundo, el té verde es una fuente inagotable de beneficios para nuestra salud y, a menudo, se incluye en la lista de bebidas utilizadas por los atletas para obtener energía adicional. El contenido de cafeína del té verde es el principal responsable de sus beneficios energizantes. Los estudios han demostrado que una taza o dos de té verde pueden estimular nuestro metabolismo y mantener niveles saludables de energía durante todo el día.

Además, se cree que el té verde aumenta la quema de grasa al estimular a las células grasas a liberar grasa y luego estimular la capacidad del hígado para convertir esa grasa corporal en energía. ¡Esto es particularmente útil para bajar de peso! Intenta beber té verde durante todo el día para mantener tu metabolismo y cerebro activos. Una taza o dos antes de un entrenamiento también podrían mejorar nuestra resistencia. Mas info sobre los beneficios del té verde aquí.

4. Kvass

El kvas es otro alimento fermentado, como la kombucha, pero está hecho de pan de centeno. Esta bebida tradicional eslava y báltica se conoce en realidad como «pan negro» y todavía se disfruta en muchos países de Europa del Este.

El kvas se puede aromatizar con frutas (fresas y pasas), o con hierbas, como menta. Tradicionalmente, el kvas se sirve sin filtrar con su contenido de levadura natural, que se suma a su sabor único. Es una buena fuente de vitamina B, que ayuda a nuestro cuerpo a producir energía. EL Kvas también contiene ácido láctico y azúcares simples, que pueden ser útiles para sacar energía.

Al igual que la kombucha, el proceso de fermentación del kvas permite la aparición de bacterias beneficiosas que pueden mejorar nuestra digestión. Esto significa que podrá absorber mejor el contenido energético de los alimentos que consumimos. El kvas también se puede hacer con remolacha, lo que aumenta el contenido nutricional y tiene excelentes beneficios para el microbioma intestinal. Las remolachas son una buena fuente de ácido fólico, vitamina C, potasio, hierro y fitonutrientes.

5. Matcha

El matcha es una de las bebidas más veneradas de Japón. Se elabora triturando hojas de té verde hasta convertirlas en un polvo verde brillante y fino antes de mezclarlo con agua fría o caliente. Este proceso ayuda a retener muchos de los antioxidantes naturales y otros nutrientes en las hojas.

Los arbustos del té matcha se cultivan en áreas fuera de la luz solar, lo que retrasa la fotosíntesis y ralentiza el crecimiento de la planta. El resultado es una mayor concentración de clorofila, un potente desintoxicante y una buena fuente de energía.

Beber matcha significa que estás bebiendo toda la hoja, toda la cafeína natural y los antioxidantes. Se cree que el contenido nutricional es casi 10 veces mayor que el del té verde tradicional. Lo mejor de todo es que el matcha proporciona una energía que se transmite suavemente, en lugar del «golpe» que proporciona el café.

6. Agua de coco

El agua de coco puede contener un 95% de agua, pero sigue siendo una gran fuente de minerales energizantes. El agua de coco es el líquido transparente que se encuentra en los cocos verdes y es una bebida naturalmente dulce y refrescante.

El agua de coco es una alternativa mucho más saludable a las bebidas deportivas, ¡y contiene hasta 10 veces más potasio! El potasio ayuda a mantener un equilibrio saludable de electrolitos, que es esencial antes y durante el ejercicio, ya que tiene menos sodio (el principal electrolito que se pierde con el sudor), que la mayoría de las bebidas deportivas. El magnesio en el agua de coco también favorece la producción normal de energía y reduce los calambres para que puedas seguir haciendo ejercicio durante más tiempo.

7. Mate

La yerba mate es una bebida tradicional elaborada con las hojas secas de Ilex paraguariensis, un tipo de acebo originario de América del Sur. Es una bebida muy social y famosa en toda Sudamérica.

El mate puede aumentar los niveles de energía de la misma manera que el café, ¡pero sin dar los nervios que da la cafeína! De hecho, los efectos energizantes del mate se describen como suaves y tranquilos. Los bebedores de mate dicen que se sienten más alerta pero no experimentan el impacto que puede producir el café.

Es por esta razón que muchos atletas usan el mate para mejorar su rendimiento físico antes de un entrenamiento o competición. También se cree que es útil para quienes sufren fatiga mental o física o síndrome de fatiga crónica.

También es energizante para la mente: el mate mejora la memoria, mejora el estado de ánimo y aumenta la concentración. Se dice que te hace sentir más motivado y productivo al estimular la producción del neurotransmisor dopamina.

8. Zumo de zanahoria

Las zanahorias son una fuente fantástica de betacaroteno, el carotenoide provitamina A que nuestro cuerpo puede convertir rápidamente en vitamina A. El betacaroteno es un poderoso antioxidante que no solo protege nuestro cuerpo de los radicales libres sino que también refuerza los niveles de energía.

La vitamina A desempeña muchas funciones en el crecimiento y el desarrollo, y es especialmente importante para mantener la energía. Las investigaciones han demostrado que la vitamina A es crucial para ayudar con la producción de energía diaria y la actividad física. Nuestras células crean energía al crear primero trifosfato de adenosina (ATP), la molécula transportadora de energía que se encuentra en las células de todos los seres vivos. Para hacer esto, nuestras células primero necesitan suficiente vitamina A. Los niveles bajos de vitamina A afectan directamente la producción de ATP de nuestro cuerpo, haciendo que los niveles de energía disminuyan.

El zumo de zanahoria es una de las bebidas vegetales más saludables que existen, ¡y tiene mucho menos azúcar que los zumos de frutas! También es muy fácil de hacer en casa.

Conclusión

No es necesario consumir bebidas energéticas artificiales para obtener ese plus de energía que necesitamos. Prueba cualquiera de estas ocho bebidas energéticas naturales que están llenas de micronutrientes para mantenerte saludable, activo y con energía. Solo tienes que esforzarte un poco más en prepararlos, pero te garantizo que vale la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.