10 razones por las que deberías practicar la meditación

Todos hemos oído que la meditación es buena y que además nos relaja. La verdad es que se puede experimentar una multitud de beneficios directos e indirectos de la meditación, y en este artículo, vamos a contar 10 beneficios de la meditación que posiblemente desconozcas.

Antes de empezar, recuerda que estos beneficios son los que más se experimentan a través de una práctica regular de la meditación. La duración de su práctica no es tan importante como la frecuencia.
Para experimentar dichos beneficios es mejor si se medita durante cinco a 10 minutos al día, 5 días a la semana que si lo hacemos todo en una sola sesión de meditación en 30 minutos una vez a la semana.

1.- Estimula el sistema inmunológico

De los beneficios que es más frecuente oir hablar es que es relajante. Si bien es verdad (y te hace sentir muy bien) hay una serie de beneficios derivados, que se experimentan como resultado de esta relajación. Uno de ellos es un sistema inmune más fuerte. El estrés y la ansiedad causan estragos en nuestro sistema inmunológico, y nos hace susceptibles a gripes, resfriados… especialmente durante el invierno.

2.- Mejora la fertilidad

Del mismo modo que el estrés tiene un impacto negativo en nuestro sistema inmunológico, también puede afectar a nuestra fertilidad. Hay que decir que los científicos no están seguros de la relación exacta entre el estrés y los problemas de fertilidad, sin embargo, en un test de técnicas de reducción de estrés realizado a un grupo de chicas, se demostró que éstas tenían más probabilidades de quedarse embarazadas que las que estaban estresadas.

3.- Reduce el estrés

Aunque no hace falta decir que la meditación por sí sola no es un factor clave de buena salud (otros como el estilo de vida y la dieta juegan un papel muy importante). La mente y el cuerpo están profundamente conectados. Cuando sentimos estrés, tenemos una reacción fisiológica, lo que puede afectar negativamente a nuestra salud a largo plazo. Dándole a tu cuerpo un descanso, los efectos físicos originados por el estrés se alivian.

4.- Mejora nuestra compresión de nosotros mismos

Cuando meditamos, nos volvemos más conscientes de nuestros hechos, y somos más capaces de controlar nuestros pensamientos. Una parte clave de la meditación gira en torno a darse cuenta de nuestros pensamientos sin juzgarlos o sin quedar atrapados en viejas historias o «malos rollos». Esto nos ayuda a desarrollar una perspectiva diferente en nuestro diálogo interno, a desarrollar una mayor comprensión de nosotros mismos, y a no juzgar el significado de nuestras reflexiones y sentimientos.

5.- Mejora nuestra confianza

La confianza en nosotros mismos se basa en nuestras historias, en nuestra propia vida, por lo que, al igual que la meditación nos ayuda a desarrollar la auto-aceptación, también trabaja para construir nuestra autoestima. Tenemos que conseguir, en primera instancia, que los pensamientos o sentimientos negativos surgan durante la meditación. Practicar para que aparezcan sólo en ese momento. Con el tiempo, los dejaremos fuera de la meditación también.

Meditar
Foto: Löwen Hotel Schruns

6.- Mejora tus relaciones sentimentales

La meditación puede ayudar a mejorar nuestras relaciones de dos maneras: en primer lugar, nos proporciona el tiempo para volver a conectar con nosotros mismos. Al estar relajados, somos capaces de ser nosotros mejor con nosotros mismos y con otras personas. En segundo lugar, la meditación también ayuda a desarrollar nuestra conciencia sobre nuestras relaciones. La meditación nos proporciona la oportunidad de ver las historias que hay de otros desde una perspectiva diferente también.

7.- Mejora la creatividad

El bloqueo creativo viene dado por un buen número de factores internos y externos. Cualquiera que sea la causa, el resultado suele ser que nos quedamos atascados en ciertos patrones de pensamiento, y somos incapaces de movernos más allá de ellos. Cuando estamos luchando para romperlo, es como pulsar el botón de reinicio. Cuando nos alejamos de estos patrones, también nos salimos de ellos, haciendo más fácil olvidarlos.

8.- Alivia el dolor

Un estudio del MIT mostró que la meditación podría ser eficaz para aliviar el dolor. En dicho estudio, los sujetos entrenaron para centrarse en las sensaciones físicas de ciertas partes de su cuerpo, lo que lleva a los investigadores a creer que las personas que sufren de enfermedades crónicas podrían ser capaces de entrenarse para bajar el umbral del dolor.

9.- Mejora la concentración

La meditación es esencialmente practicar la concentración. Una vez que aprendemos a concentrarnos en la respiración, a notar cuando nos vemos atrapados en nuestras reflexiones, y volver a nuestra concentración y a nuestra respiración. Gracias a practicar la meditación habitualmente, conseguimos centrarnos más fácilmente en aquello que nos interesa.

10.- Tenemos una sensación de plenitud

Este es probablemente el beneficio más difícil de definir, ya que es algo que es difícil de explicar hasta que se ha experimentado. El poder de pasar incluso unos pocos minutos al día de conexión con tu cuerpo y tu mente no debe ser infravalorado. Si lo haces, produce esa sensación innata de bienestar que podría sido descrita como auto-conexión. En un mundo donde la mayoría de nuestro tiempo se dedica a centrarse en las actividades exteriores, tener unos pocos minutos al día para volver a conectar con nuestros sentimientos y sensaciones internas puede cambiar nuestra percepción del mundo y de la vida.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo por favor en facebook. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.