44 hábitos de gente que nunca se rindió en la vida (y llegó muy lejos)

Indice del contenido

1. Sienten el miedo pero lo hacen de todos modos

Hay mucho de miedo en el camino hacia el éxito, pero en lugar de dejar que el miedo los controle y los limite, las personas que nunca se rinden hacen todo lo que está en sus manos para seguir adelante.

2. Siempre miran el lado bueno de la vida

Las personas que nunca se rinden tienen la habilidad de encontrar aspectos positivos en todas las personas y circunstancias, pase lo que pase.

3. El momento perfecto para actuar es ahora

Esperar el momento adecuado para actuar es básicamente una dilación envuelta en una excusa. Las personas que nunca se rinden saben que nunca hay un momento perfecto, por lo que no pierden tiempo para ponerse manos a la obra.

4. Planifican su vida estratégicamente

Su vida no es una serie de circunstancias que les llegan sin ton ni son y de resultados no planificados, sino que trabajan metódicamente para convertir sus planes en realidad.

5. ¿No puedes controlarlo? Olvídalo

No pierden el tiempo o su energía emocional en cosas que se les escapa a su control.

6. Créelo para que pase

Nuestras mentes tienden a centrarse en lo que sucede a nuestro alrededor y se niegan a ver qué podría pasar. Solo cuando uno confía en lo que es posible y se atreve a soñar a lo grande, son grandes las cosas que nos pueden pasar.

7. Ven los problemas como una oportunidad

Mientras que otros solo ven problemas y se rinden, las personas que nunca se rinden usan el problema como una lección para encontrar mejoras en sí mismos o en la tarea en cuestión.

8. No paran de buscar soluciones

Incluso aun teniendo problemas de toda índole, estas personas aún se centrarán en encontrar soluciones.

9. Saben que todo lleva su tiempo

Las personas que nunca se rinden son conscientes y metódicas para crear su propio éxito. No se quedan sentados haciendo lo justo esperando a que el éxito les llegue caído del cielo.

10. El éxito requiere un cuerpo sano

No se trata solo de cómo piensas, sino de cómo te encuentras físicamente. Entienden la importancia de estar bien físicamente, no por razones vanidosas, sino porque estar bien físicamente da como resultado tener una mejor vida personal.

11.- Siempre hacen preguntas productivas

Se trata de hacer las preguntas correctas. Se aseguran de que sean preguntas que obtengan información para una mentalidad más productiva, creativa y positiva en el futuro.

12. Saben que quejarse es perder el tiempo

Saben que elegir ver el lado negativo de las cosas solo creará un estado inútil e improductivo.

13. No se dedican a echar culpas

Asumir la responsabilidad de las acciones y los resultados es una forma de fortalecer e ir construyendo el éxito. El hecho de culpar a otros lo ven como una debilidad.

14. Maximizan sus fortalezas

No todas las personas que nunca se rinden tienen más talento que el resto, lo que ocurre es que sí usan sus habilidades al 100% para lograr resultados muy buenos.

15. Pasan a la acción

Están siempre liadas, son productivas y proactivas. En lugar de estar todo el día dándoles vueltas a un tema pensándolo y planeándolo, se ponen manos a ello.

16. Saben que el éxito atrae el éxito

Se rodean y buscan personas de ideas afines. Entienden la importancia de ser parte de un equipo y forjan relaciones de ganar-ganar.

17. ¡Visualiza, visualiza, visualiza!

Tienes que ver el éxito en tu mente incluso antes de que llegue. !Visualízalo!

18. Se único

Las personas que nunca se rinden buscan lo que funciona y luego le dan una vuelta para que se diferencie de lo demás.

19. Siguen aprendiendo, siguen creciendo

El aprendizaje continuo es la clave para una vida exitosa. Da igual que sea académico, ser un estudiante de la vida o aprender cosas prácticas, se trata de progresar en el conocimiento y en el desarrollo personal.

20. A veces se necesitan negocios que impliquen riesgo

Los riesgos calculados son imprescindibles para el éxito. Se trata de sopesar los pros y los contras mientras avanzas con ese elemento de confianza.

21. Aceptan los desafíos siempre

Tratar los problemas de frente es obligatorio para tener éxito. Las personas que nunca se rinden también se enfrentan a desafíos para progresar.

22. Crean su propia suerte

En la mentalidad de una persona que nunca se rinde, no existe la palabra «suerte» o «destino».

23. Iniciativa

Si bien muchas personas son reactivas, las personas exitosas son proactivas: toman medidas antes que ocurran las cosas.

24. Controlan sus emociones

El manejo de las emociones es clave en el camino hacia el éxito. Eso no quiere decir que las personas que nunca se rinden sean frías. Simplemente, no son esclavas de sus emociones.

25.- Hazte imprescindible en lo que haces

Para ser imprescindible, normalmente tienes que hacer las cosas que los demás no harán. Para tener éxito, es crucial tomar decisiones difíciles y actuar en consecuencia.

26. Elige vivir fuera de tu zona de confort

Si bien muchas personas son adictas al placer y evitan las complicaciones y la incomodidad a toda costa, las personas que nunca se rinden entienden el valor y los beneficios de superar las cosas difíciles que la mayoría evitaría.

27. Vivir según tus valores fundamentales

Primero identifican sus principales valores y lo que es importante para ellos, y luego hacen todo lo posible para vivir una vida que refleje estos valores.

28. Se dan cuenta de que el dinero no lo es todo

El dinero y el éxito no son intercambiables y las personas más exitosas entienden esto. Poner al dinero en un pedestal y equipararlo al éxito es una mentalidad peligrosa. El éxito se mide de muchas formas.

29. No se dejan llevar

Entienden la importancia de la disciplina y el autocontrol y, como resultado, se sienten cómodos yendo por caminos desconocidos.

30. La autoestima no está vinculada al éxito

Son seguras. No derivan su autoestima a lo que poseen, a quién conocen, dónde viven o cómo se ven.

31. La amabilidad engendra amabilidad (y éxito)

La generosidad y la amabilidad es un rasgo común a largo plazo de sus vidas. Es importante disfrutar ayudando a otros para que alcancen sus sueños.

32. Más humildad, menos arrogancia

Son humildes y no tienen problema alguno en disculparse por sus errores y reconocer cuando meten la pata. Esto se debe a que confían en si mismos. Se alegran de aprender de los demás y de ver como a los otros también les va bien.

33. El cambio abre nuevas puertas

Se adaptan a todo y aceptan el cambio, mientras que el resto suelen estar acomodados en su zona de confort y hábitos. Se sienten cómodos con lo nuevo y lo desconocido.

34. La pereza no tiene hueco en sus vidas

Nunca se consideran perezosas. Sí, pueden relajarse cuando lo necesitan, pero trabajan duro.

35. Resilencia

Cuando la dificultad golpea, la mayoría tira la toalla, sin embargo las personas que nunca se rinden, están calentando.

36. La crítica se la toman como algo constructivo

La forma en que reaccionan a los comentarios determina su potencial al éxito. Estar abierto a la crítica constructiva y actuar para mejorar se ve más en quienes tienen éxito.

37. La atmósfera que creas atrae a tu gente

Si tienes personas tóxicas y negativas a tu alrededor, ándate con ojo. Las personas que nunca se rinden se rodean de gente positiva y solidaria.

38. Nadar contra corriente

No son pelotas y no necesitan del beneplácito constante de otros para progresar.

39. No buscan excusas

Si bien muchos se escudan en la edad, la salud, la falta de tiempo, la «mala suerte» o la falta de oportunidades para buscar excusas, la clave del éxito es encontrar una manera de tener éxito enfrentándote a estas circunstancias.

40. Desconectar es muy importante

Desconectar y dedicar tiempo a hacer cosas que los mantengan distraídos es un rasgo común entre ellos.

41. Tu vida profesional no es quien eres, es lo que haces

Saben que su carrera no es su identidad. Son multidimensionales y no se definen por su trabajo.

42. Interesarse solo en la forma mas efectiva

Mientras que la mayoría de las personas busca la forma más fácil o el atajo, ellos están más interesados en la forma más efectiva de hacer las cosas. Buscan el camino que producirá los mejores resultados a largo plazo.

43. No paran hasta el final

Muchos se pasan toda la vida empezando cosas que nunca terminan, pero las personas que nunca se rinden las terminan. Incluso cuando la emoción de la novedad se ha diluido, siguen y las terminan.

44. Pon tu dinero donde dices

Para obtener éxito, es importante practicar lo que predicas. Las personas exitosas no hablan de la teoría, viven de la realidad.

Esto es un resumen de lo que aprendí en libros de autoayuda. Pero recuerda, para alcanzar el éxito hay que pasar a la acción y dejar la teoría de lado.

¿Te ha gustado? ¿En qué hábitos estás mas de acuerdo? Deja tu comentario o comparte este post en facebook. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.