Inicio / Relaciones / 12 señales de que tu pareja compite contigo (y cómo solucionarlo)

12 señales de que tu pareja compite contigo (y cómo solucionarlo)

Algunas comparaciones en una relación pueden ser sanas porque pueden ayudar a las parejas a motivarse mutuamente para mejorar. Pero cuando la comparación se convierte en una competición, entonces los enfados y el resentimiento pueden acumularse y arruinar la relación. Así que es interesante saber reconocer las señales por las que tu pareja podría estar comparándose contigo demasiado, así como el hecho de aprender consejos útiles sobre cómo solucionar este problema.

Parejas que compiten
Foto de Pixel_peeper

12 señales de que tu pareja compite contigo (y cómo solucionarlo)

1. EL «NOSOTROS» SE HA ESFUMADO EN TU RELACIÓN

Hacéis más cosas por separado que juntos. Ya no te sientes como si estuvieses en la misma onda. Según los expertos, las comparaciones en una relación ocurren normalmente entre parejas que han estado juntas mucho tiempo. Sin embargo, si las parejas aprenden a darse cuenta donde son fuertes o débiles, pueden avanzar y mejorar en las diferencias que tienen. Además, pueden complementarse entre sí. Por ejemplo, si él tiene mano con los niños y a ti se te da bien la cocina, entonces está claro cuales son los papeles de cada uno.

2. TU PAREJA SIEMPRE NECESITA «GANAR» Y MANTENER LA PUNTUACIÓN.

¿Vives una relación que parece un partido, donde tu pareja lleva la cuenta de quién lavó los platos más veces durante la semana? ¿Tu pareja intenta ganar o salirse con la suya en las discusiones? Las relaciones triunfan solo cuando hay unidad. Afortunadamente, este patrón negativo de comparación se puede arreglar. Toma nota y sé comprensivo con el mensaje real que tu pareja quiere transmitir cuando mantenga la puntuación. Luego, haz algo para asegurarte de que esto suceda cada vez menos. Por ejemplo, podrías decirle que necesitas mas de su ayuda en casa si está hablando de quién volvió a fregar los platos. Pero antes de eso, haz tu parte.

3. TU PAREJA EMPEQUEÑECE TU ÉXITO.

¿No se emociona cuando le cuentas que te acaban de ascender en el trabajo? ¿Minusvalora lo que has logrado? Un estudio revela que esto es muy común en las relaciones. Probablemente indica que a tu pareja le pica que tengas éxito. Para corregir este patrón, intenta pedirle consejo la próxima vez que tengas un problema relacionado con tu trabajo. Haz todo lo que esté en tus manos para hacer ver a tu pareja que juega un papel importante en tu éxito.

4. TU PAREJA TE CULPA DE TRABAJAR DEMASIADO.

Tu pareja te hace sentir culpable por el hecho de quedarte a trabajar hasta tarde. A menudo tienes peleas por tu trabajo, donde la idea de que dejes tu trabajo te parece cada vez más atractiva. No te sientas culpable por trabajar duro. Si el éxito de tu pareja es nada en comparación con el tuyo, son sus inseguridades con las que tiene que lidiar y no la idea de que debes renunciar a tu trabajo.

5. TU PAREJA ES DOMINANTE Y SIEMPRE QUIERE HACER SU CAMINO.

A muchos hombres les gusta tener el control. Algunas relaciones funcionan bien porque las parejas aceptan sus roles como dominantes o sumisos. Pero si no eres de tipo sumiso y tu pareja es dominante, entonces podrían surgir problemas en tu relación. Una personalidad dominante puede convertirse en un acosador, especialmente si las comparaciones entran en la ecuación. Sé claro con tu pareja y cuéntale cómo te sientes antes de que vuestra relación se convierta en abusiva.

6. SIENTES QUE TE ESTA SABOTEANDO

Cuanto más éxito tengas, más resentimiento y desconsideración tendrá hacia ti. Sabotea tu relación haciendo cosas que sabes que te van a molestar y tocar las narices, por lo que terminas de pelea todo el rato. Pero, ¿qué pasaría si no reaccionas de la manera que él espera? A veces, los refuerzos positivos pueden ayudar. Presta más atención a tu pareja, expresa tu afecto y regálale los oídos. Esto le demostrará que lo quieres.

7. TRATA DE PONERTE CELOSA/O

De una u otra forma, tu pareja podría estar haciendo que te pongas celoso/a para llamar tu atención. Según los expertos, esto podría ser una táctica de manipulación. Debes escuchar atentamente y estar atento a las señales para encontrar lo que falta en tu relación o lo que tu pareja ya no recibe de ti.

8. A TU PAREJA LE GUSTA REMARCARTE LO QUE NO LE GUSTA DE TI

Recordarte tus malas costumbres, puede ser bueno porque puede ayudarte a mejorar. Pero, señalar tus defectos con la intención de ofenderte es otra cosa. Puede ser que tu pareja haya aprendido este tipo de herramienta de comunicación del entorno en el que creció. El problema, sin embargo, es que este comportamiento puede ser destructivo. Así que, tú tienes la clave para decidir cómo debes ser tratado en la relación. Si este comportamiento te hace sentir incómodo, entonces háblalo y soluciónalo.

9. A TU PAREJA LE GUSTA REGAÑARTE

Se regaña a un niño cuando hace algo que no debe. También sucede en el trabajo, entre tu jefe y tú. Todo esto es así excepto en una relación donde siempre hay que tratarse de igual a igual. Si tu pareja te habla mal o te regaña, indica claramente que no está poniendo la relación a un mismo nivel.

10. TU PAREJA PARECE ALEGRARSE CUANDO TE VA MAL

En lugar de apoyarte cuando estás deprimido, parece que tu pareja se alegra cuando te va mal. Una pareja que se compara demasiado contigo es una persona que carece de madurez. Debes darte cuenta de que no puedes tomar decisiones correctas en tu vida si crees que eres la causa de sus problemas. Tu pareja tiene, probablemente, sus propios demonios personales que arreglar. Una forma de ayudarlo a encontrar las respuestas es acudir a terapia.

11. TU PAREJA NO TE LO CUENTA TODO

Retiene información o no es franco en la relación. Oculta cosas porque resaltarían sus defectos y aspectos negativos. Es difícil vivir una relación donde no hay claridad. Cuando alguien no puede sentirse cómodo o no es fiel a si mismo hasta el punto de que miente, debes decidir si vale la pena o no salvar la relación.

CONCLUSIÓN

Las comparaciones en una relación pueden minar las cosas positivas que os conectan. Debéis sentaros a hablar y aclarar los malentendidos y problemas porque sino, estos problemas harán que rompan la vida que habíais construido juntos.

¿Te ha gustado este artículo? ¿Qué piensas? Deja tu comentario por favor. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.