Inicio / Tips / Cómo convertirse en una persona a la que todos quieren acercarse

Cómo convertirse en una persona a la que todos quieren acercarse

¿Alguna vez te has preguntado por qué las personas se sienten atraídas hacia algunas personas y no hacia otras, tal vez, incluso tú? Puede que pase en una fiesta o en tu gimnasio pero sea donde sea, siempre hay alguien a quien la gente le presta más atención.

Por otro lado, hay varias razones por las que algunas personas no parece que tengan ningún tipo de imán, incluso ni siendo cordiales e interesantes. Aquí describimos formas de generar buen rollo y hacer que las personas que te rodean se fijen más en ti.

Razones por las que la gente parece que quiere mantener la distancia

1. Llevar el ceño fruncido o una mirada antipática en la cara. Esto aleja al instante a las personas. Te perciben como infeliz y negativo y no quieren saber nada de ti.

2. Ser crítico o juzgar a la gente. A la mayoría de las personas no les gusta ser objeto de críticas o juicios, ni tampoco quieren escuchar como rajas de los demás.

3. Usar un lenguaje corporal defensivo. Por ejemplo, si estás de pie en una habitación con los brazos cruzados. Eso manda una señal instantánea de que no quieres que te molesten y que no quieres que se acerquen a ti.

4. Evitar el contacto visual. Si te quedas mirando al suelo o al infinito, la gente interpreta que no te interesa la conversación y pasará de ti.

5. Poner barreras. Incluso sostener tu vaso/copa frente a ti o tu boca da la impresión de que no quieres hablar con nadie. Sostén el vaso al nivel del pecho o a tu lado.

Cómo ser más accesible

1. Elogiar o piropear

Si elogias a alguien y además lo haces de manera personal, verá que realmente le has llamado la atención. Basta con decir, me gustan tus pendientes o tu corbata para que la otra persona se sienta alagada. Hacer ver a una persona que te has fijado en algo que lleva puesto en una fiesta abre la puerta para iniciar una conversación. Sin embargo, asegúrate de que tu piropo o alago sea auténtico y no falso. La mayoría de las personas se dará cuenta si solo lo haces para hacerle la pelota. Decírselo y obtener además una sonrisa a cambio también te alegrará el momento a ti.

2.- Simplemente, sonríe

Te has quedado perplejo ¿verdad? Cuanto más sonríes, das una imagen de ser más agradable a los demás. Se produce el efecto espejo, es decir, sonríen sin ser conscientes ellos también. Un estudio concluyó que las personas tienden a imitar las expresiones en los rostros de los demás, por lo que si te acostumbras a sonreír con sinceridad a los demás, las personas te sonríen de vuelta. Otra curiosidad: el estudio también demostró que el simple hecho de sonreír a los demás también te hace más feliz a ti.

3.- Ser receptivo

No acapares la conversación ni seas el centro de atención a no ser que veas que la gente esté realmente interesada en lo que cuentas. Escucha a la gente, escucha sus historias. A la gente le gusta ver como prestas atención a lo que cuentan y te verán como una persona receptiva e interesada en ellas.

4.- Aparenta ser abierto y simpático

Un experto en del mundo social, dice que hay que prestar atención a al lenguaje corporal y hacer contacto visual, es decir, ubícate frente a la persona y mantén los brazos abiertos. No te dediques a chequear el móvil, y tampoco de dediques a mirar a otros lados mientras estás hablando con la otra persona. Mantén también la cabeza levantada, no agachada, para que la gente pueda verte claramente la cara y hacer contacto visual.

5.- Efecto espejo

Esta es una técnica probada y explicada por Gretchen Rubin, autora de estos libros relacionados con el tema (pincha aquí), y explica como lo que dices acerca de los demás influye en cómo la gente te ve a ti. Si hablas muy bien de un compañero de trabajo, por ejemplo, entonces te verán como alguien que no es conflictivo.

6.- Rebosa energía

Existe un fenómeno llamado contagio emocional donde las personas “captan” las emociones de otras personas y realmente prefieren “captar” estados de ánimo enérgicos, positivos y optimistas. Incluso si llegas a una reunión de negocios aburrida, sé positivo y alegre. Si te consideras un tanto torpe y nervioso, tienes el recurso de dar la imagen de que eres una persona afable con una personalidad peculiar, es decir, naturalidad.

7.- Recuerda los nombres

Dirigirte a alguien por su primer nombre en una conversación o cuando te lo cruzas por el pasillo dice realmente mucho para esa persona. Les haces llamar su atención. Esa práctica puede abrirte muchas puertas en el mundo laboral.

Resumiendo

Si te consideras ingenioso, divertido, buena persona, pero simplemente no captas la atención de la gente en fiestas o cualquier tipo de evento, párate a pensar cómo te ven los demás, lo que dices y cómo actúas, porque puedes estar dando inadvertidamente señales de que eres inaccesible. Cambios sencillos, como hacer contacto visual, decir un elogio con sinceridad y ser positivo ayudan a convertirte en un imán para los demás.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en facebook o pásalo por whatsapp. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.