99 maneras de relajarse cuando las cosas se ponen feas


La vida no siempre es fácil. En un mismo día tropiezas y te levantas y a veces sientes que ya has tenido suficiente por hoy. Hay circunstancias en las que te sientes totalmente desbordado. Ocasiones en las que te sientes triste, deprimido, enojado o incluso no querido.

A veces y tal vez, no hay una razón aparente para sentirse así. Otras veces, puede ser de razones obvias como un mal de amores, sufrir ansiedad, etc. Somos personas y sentimos. Es una parte de lo que somos.
Cuando sientas que la vida es dura, aquí te contamos 99 maneras de calmarte, restablecer tu paz interior y hacerte feliz por ti mismo. A menudo son las cosas más simples de la vida las que marcan toda la diferencia.

como relajarse

Foto: Lothar Kort

1.- Sé generoso. Ten un detalle con alguien que lo necesite. EL hecho de dar nos hacen sentir muy bien.

2.- Siéntate en una cafetería o en una terraza muy animada y disfruta del ambiente. No tienes por qué hablar con la gente.

3.- Por otro lado, si te incomoda sentarte sólo en una terraza o en una cafetería, vete a casa y relájate con algo de música (puede ser también música del mar, de lluvia…)

4.- ¿Tienes interés en alguien? Llama a esa persona que te gusta en lugar de enviarle un wassapp. Dile que te apetece verle.

5.- Edúcate: ¿qué es lo que te hace sentirte mal o ser un gruñón? Coge el toro por los cuernos y aborda los problemas de frente.

6.- Tareas: haz una lista de las tareas que debes de hacer la noche de antes.

7.- Créate un rincón de ensueño; copia citas inspiradoras y llenas de positividad. Puedes utilizar tu ordenador o tu móvil y crea un acceso directo para tenerlas a mnano.

8.- Puntos fuertes: haz una lista de 20 de tus puntos fuertes (empatía, buen amigo, etc.)

9.- Avanza. Sigue dando pequeños pasos, no importa el qué. Estar estancada no te sirve. ¿Estás buscando iniciar un negocio? ¿Qué pasos puede dar cada día para hacer realidad ese sueño?

10.- Camina: caminar ayuda a despejar su mente. Te ofrece una perspectiva diferente, ayuda a refrescar tu mente.

11.- Cuídate. Tómate un día libre para pasarlo entero haciendo exactamente lo que quieres. Come lo que quieras. Ve esa serie de TV que te gusta…Disfruta!

12.- Llora: Libera toda esa emoción. Te sentirás mejor.

13.- Hablar: Llamar o conocer a alguien en persona para charlar sobre problemas.

14.- Retoma un antiguo hobby. Si no tienes uno, créate uno. Pinta. Lee. Una manualidad. Jardinería.

15.- Prioriza: decide qué es importante en este momento. Aprende a decir no a las obligaciones adicionales.

16.- Quítate presión: Reduce las expectativas de ti mismo y de los demás.

17.- Horas de sueño: descansa lo suficiente. Duerme 7-9 horas cada noche.

18.- Siesta: nuestro cuerpo está diseñado para tener dos momentos de descanso al cuerpo. La siesta mejora la creatividad.

19.- Ayuda: no te avergüences de pedir ayuda a alguien, un amigo, un colega o un psicólogo llegado el caso. Tal vez estés librando una lucha emocional dura. Tal vez necesites ayuda para abrir un negocio. A menudo nos quedamos atrapados en lo que estamos haciendo, nos olvidamos de que la ayuda está a tan sólo una llamada de teléfono.

20.- Haz el tonto: haz algo que hacías cuando niño. No te tomes la vida muy en serio.

21.- Rodéate de belleza: Visita una galería de arte o un museo. Re-inculca la belleza en tu vida.

22.- Busca fuentes inspiradoras en personas que hicieron cosas que admiras. Qué y cómo lo hicieron.

23.- Rodéate de personas positivas que te pueden apoyar.

24.- ¿Tienes melena? Agacha la cabeza y deja el viento mueva tu pelo.

25.- Medita: Aprende a calmarte.

26.- Hidrátate: No te olvides de beber suficiente agua.

27.- Sé consciente de lo que dices. La conversación negativa no sirve para nada.

28.- Cambia el lenguaje negativo por el positivo.

29.- Come: asegúrate de comer alimentos sanos; y si es posible, cantidades más pequeñas.

30.- Vete a ver una película que no te haga pensar mucho o cómica. Puede ser una buena distracción.

31.- Cuando te despiertes, estírate en la cama como cuando eras un niño.

32.- Ducha: una buena ducha caliente te hace sentir mejor.

33.- Si sientes que algo mal en tu cuerpo, ve al médico.

34.- Abraza: a tu novia/o, un amigo, un familiar. Somos humanos. Necesitamos abrazarnos.

35.- Ejercicio intenso: correr o nadar. Esto aumentará tus niveles de energía.

36.- Desarrolla un hábito diario. Esto ayudará a liberar tu mente.

37.- Pequeños pasos: Si te sientes abrumado por algo que tienes que hacer, divide la tarea y hazla poco a poco.

38.- Lista de agradecimiento: Anota en una lista 20 cosas por las que estás agradecido.

39.- Logros: haz una lista de 20 cosas que has logrado a día de hoy.

40.- Recuérdate a ti mismo lo que vales. A menudo somos tan buenos en algo, que no lo valoramos. No nos damos cuenta que tenemos una habilidad que otras personas no pueden hacer tan fácilmente. Sé consciente de ello.

41.- Escribe en papel las dos cosas más importantes que quieres hacer cada día.

42.- Haz esas dos cosas importantes al levantarte. Luego haz las otras tareas.

43.- Limpia tu habitación. El orden tiene un poder equilibrante.

44.- Relájate: túmbate en el campo o un parque y mira las nubes.

45.- Lee un buen libro. Te ayudará a perderte en otro mundo.

46.- Desconecta por un tiempo de las redes sociales. Consumen demasiado tiempo.

47.- Evita el “juego de las comparaciones”. Si te estás a menudo comparándote con otros, recuerda que no es muy saludable.

48.- Cuídate a ti mismo. Ve a un spa por ejemplo.

49.- Pide tranquilidad a tu familia y amigos. El hecho de oir ‘vamos a salir adelante’ es a menudo todo lo que necesitan oir.

50.- Escucha tu música favorita (que no sea una canción romántica si tienes el corazón roto).

51.- Haz algo por los demás. Quizás ayudar a Caritas.

52.-Vete a un lugar que no te oigan y grita! Mantener las emociones “embotelladas” no es bueno. Crea estrés y puede causar ansiedad.

53.- Come cosas que te hagan sentir bien.

54.- Disfruta del silencio. Vete a algún lugar donde puedas disfrutar de estar solo.

55.- Piensa en tus sueños. Déjate llevar. Escribe tus sueños.

56.- Colorea un cuaderno de niños. Tal y como lo hacen ellos.

57.- Date un paseo por la playa. El mar es un calmante.

58.- Ve a dar un paseo por el campo o la sierra. Absorbe su energía.

59.- Si los libros de autoayuda te abruman. Lea ficción en su lugar.

60.- Inspírate. Hay vídeos inspiradores en Youtube.

61.- Fíjate en aquellos que han pasado por lo que tú y lo han superado.

62.- Te ha tocado la lotería. El simple hecho de tener una buena salud es un privilegio. Recuérdate esto cada mañana cuando te despiertas.

63.- Rutinas: Cuando la vida es caótica, establecer una rutina proporciona estabilidad.

64.- Disfruta del sol. Sal a que te el sol. Los primeros rayos del día son muy beneficiosos.

65.- Dedica 10 minutos a la reflexión. Ponte un objetivo profundo y significativo. Anote todas las habilidades y cualidades que tiene para lograr ese objetivo. Sueña con esos objetivos.

66.- Siéntate en un lugar en silencio y respira. Aspira y expira profundamente.

67.- Busca recuerdos felices: busca fotos de tus seres queridos o incluso una vieja postal que te mandó un amigo.

68.- Relájate. ¿Tienes bañera? Aprovéchala y date un baño caliente. Refresca tu mente.

69.- Hazte un Jardín Zen en miniatura. Busca en Internet cómo empezar.

70.- Camina descalzo por el césped. Puede ser terapéutico.

71.- Haz pan. Disfruta del proceso. Absorbe los olores reconfortantes de tu creación.

72.- Disfruta del amanecer mientras te tomas un café. Sueña con el día que día que está por llegar.

73.- Ve a ver la puesta de sol con una copa de vino. Haz un repaso a como ha sido tu día.

74.- Decora tu habitación o tu casa. Decórala para que quede bonita, dale ese toque.

75.- Llama a tu jefe. Dile que estás enfermo. Tómate el día libre para relajarte de todo el estrés.

76.- Créate un ritual matutino que te proporcione la energía que necesitas cada día.

77.- O puedes hacer ese ritual en la noche.

78.- Apaga tu móvil, tablet o cualquier dispositivo una hora antes de irte a dormir para poder descansar mucho mejor.

79.- Ayuda a alguien que tenga problemas. Esta puede ser una gran sistema de “autocuidado”.

80.- Ve a un monólogo o vete a ver una película cómica. Ríe! La risa, como se suele decir, es a menudo la mejor medicina y la mejor terapia.

81.- Baila. Baila a tu aire. Baila en tu casa. Baila a lo loco.

82.- Date un paseo con tu perro y haz ejercicio.

83.- ¿No tienes perro? Saca de paseo el de un amigo.

84.- Busca nuevas experiencias, hobbies… Haz algo que no has hecho antes.

85.- Ideas. Comienza a escribir todas tus nuevas ideas. Lleve un bloc de notas contigo o apúntalas en el móvil.

86.- Sé espontáneo. Métele entusiasmo a tu vida. Por ejemplo, vete a un concierto de música con un amigo. O si un amigo te llama para hacer algo, hazlo.

87.- Apúntate a un gimnasio. El ejercicio ayuda a despejar tu mente.

88.- O haz el ejercicio en tu casa sin tener que gastar dinero. Entra aquí para ver cómo.

89.- Haz una escapada con un amigo a un sitio cercano.

90.- Pide consejo a un nutricionista para que comas lo que mejor sea para tu salud.

91.- Trata de hacer yoga. Es genial para el cuerpo y la mente. (Ejercicios de yoga para principiantes).

92.- Olvida aquellas limitaciones que crees que te ponen trabas en la vida. ¿Crees que no puede hacer algo, estás seguro? Pon todos los medios para que puedas hacer esas cosas que crees que no puedes. Quizás puedas pedir consejo a un amigo para empezar.

93.- Pon en marcha tus sentidos. Compra algo de incienso para tu casa.

94.- Practica el amor propio. Recuerda cada día que eres una persona fuerte, guapa y con mucho que ofrecer.

95.- Escucha música clásica. Relájate. Además mejora tu inteligencia.

96.- Mímate. Ten un detalle contigo mismo. Cómprate algo que te dé vidilla.

97.- Dibuja. Pilla un papel y comienza a dibujar. Puede ser terapéutico.

98.- Cuando te levantes escucha música que haga motivarte.

99.- Recuerda que la vida es un viaje. Recuerda que lo que está pasando es temporal, y todo pasará.

¿Te ha gustado este post? Compártelo por favor en facebook. Gracias!

Deja un comentario