10 señales que muestran el fin de una relación

¿Te preocupa tu relación? Quizás algunas cosas te estén preocupando y te preguntes si tú y tu pareja estáis destinados a estar juntos.
Las cosas pueden cambiar conforme pasa el tiempo, y debes ser capaz de detectar los cambios negativos que pueden dar al traste con tu relación.

EXPERTOS MATRIMONIALES EXPLICAN 10 SIGNOS QUE MUESTRAN EL FIN DE UNA RELACIÓN

1. MANTENER ENVIDIAS Y RESENTIMIENTOS

Si algo en tu pareja te está molestando, debes de decírselo amablemente y hablarlo. Cuando se haya resuelto el tema, debes dejarlo pasar. No sigas dándole vueltas y olvídalo.

No está bien guardar rencor a tu pareja. Sí, algunas cosas que ocurren necesitan de un tiempo para olvidarlas. Pero mencionar algo que sucedió hace meses y usarlo en contra de tu pareja, solo dañará tu relación a largo plazo.

El resentimiento a menudo puede aumentar lentamente debido a un sentimiento de sentirse poco querido. Es importante que tomes nota de estos sentimientos que se desarrollan para poder hablar sobre ellos con tu pareja en lugar de reprimirlos hasta que ya no haya nada que hacer.

2. NO TIENES NADA EN COMÚN

Está bien tener aficiones totalmente diferentes, pero tiene que haber algo con lo que disfrutéis juntos, incluso si es simplemente descansar en el sofá viendo una película, salir a pasear o bailar, o algo que aunque sea pequeño sea significativo en la relación.

Además, tener poco en común en un nivel superficial es aceptable, pero tener diferencias considerables en las ideologías no lo es. Si tienes una opuesta ideología política o creencias religiosas, es mucho más difícil que las cosas funcionen. No estamos diciendo que sea imposible, solo casi imposible.

3. CELOS Y PROBLEMAS DE CONFIANZA

Los celos no son una emoción fácilmente controlable, y no implican la muerte de una relación, si se manejan positivamente. Pero es un monstruo que mal manejado puede conducir a problemas de confianza que se encuentran bajo las personas. Estas son algunas banderas rojas relacionadas con los celos y los problemas de confianza.

  • ARRASTRAR PROBLEMAS DEL PASADO
    ¿Tu antiguo novio/a te engañó? ¿Te hicieron daño de alguna manera? Puede ser un proceso de curación largo, doloroso y costoso olvidar esos malos momentos. Muchas personas han pasado por ahí pero ese no es el problema.
    El problema surge cuando comienzas a desarrollar sospechas infundadas contra tu pareja basadas en esa vieja mochila que arrastras. De repente, te preocupa que ellos también te traicionen, y les obligas a demostrarte que no lo harán. Tus problemas de confianza y seguridad son tuyos, no de los demás. No arrastres a tu pareja a eso.
  • CONTROL
    Alguien que siente celos puede controlar a su pareja, ¿cómo? restringiendo el acceso a sus amigos, exigiendo que solo se hagan amigos de un género en particular o insistiendo en pasar todo su tiempo con ellos. Si tu o tu pareja hacéis esto, la relación es extremadamente tóxica e incluso abusiva.
  • FALTA DE HONESTIDAD
    La honestidad es esencial como base para confiar. Si tu o tu pareja regularmente os decís mentiras para evitar consecuencias, no importa cuán «pequeñas» o «inofensivas» pienses que son esas mentiras, lentamente erosionarán la confianza mutua. En poco tiempo, se perderá la confianza del uno en el otro.

4. MALAS CONEXIONES CON RELACIONES EXTERIORES

Determinadas relaciones de amistad o familiares perjudican la relación de pareja. Me refiero a esto en particular:

  • NO TE GUSTA LA FAMILIA Y AMIGOS DE TU PAREJA
    No hay nada de grave en no llevarse bien con todos los miembros de la familia de tu pareja. Pero expresar externamente tu falta de sintonía, manía o falta de cariño por las personas que le importan a tu pareja no es nada recomendable y probablemente te causará problemas a largo plazo. Las relaciones consolidadas también requieren que estés bien con las personas que rodean a tu pareja. Si no puedes soportar ver a su familia, la relación no es excelente.
  • CONTACTO REGULAR CON UN EX
    Es posible que una pareja tenga que mantenerse en contacto con un ex porque es padre de un hijo en común, o simplemente porque ahora están en buena sintonía y se consideran amigos. Sin embargo, una vez que uno de los dos comienza a recurrir a ese ex en lugar de a ti para todo, es una bandera roja.
  • DEMASIADO PARTICIPACIÓN DE LA FAMILIA
    Las parejas que regularmente defienden a sus padres sin ton ni son o se niegan a defender a su pareja antes que a sus hermanos/padres, no están normalmente, lo suficientemente comprometidas con su pareja. Esta interferencia no es saludable y puede conducir a una falta de conexión en la pareja.
  • ELIMINACIÓN DE AMIGOS NO EN COMÚN
    Es crucial que las parejas tengan amistades fuera de su relación. Si perdéis el contacto con los amigos que no tenéis en común, perderéis un sistema de apoyo externo crucial y os vendrá mal a los dos.

5. MALOS HÁBITOS EN LAS DISCUSIONES

Una discusión puede ser algo positivo para una pareja. Pero cuando se hace de la manera incorrecta, apunta rápidamente al desastre.

  • NUNCA TE PELEAS
    Que no haya nunca discusiones no significa por necesidad que todo funcione bien. El hecho de evitar conflictos y escurrir el bulto para fingir que todo está bien lo hace mucho peor.
  • SIEMPRE TIENES LA MISMA DISCUSIÓN
    Has discutido sobre a quién le toca fregar los platos más veces de las que deberías. Aunque parece un problema pequeño, el hecho de que nunca lo hayas resuelto sugiere que: 1) está incumpliendo promesas y acuerdos sobre lo acordado, o 2) nunca has intentado comprometerte realmente.
  • DISCUTES PARA GANAR
    Discutir en una relación debe hacerse para resolver un problema: la pareja en contra del problema. No deberías ser tú contra tu pareja en un intento de llevar tu siempre la razón.
  • DISCUSIONES INJUSTAS
    Cuando se dan golpes bajos y se menciona algo que sucedió el año pasado. Se tropieza, manipula o amenaza con hacerse daño. Todos estos son tipos de discusiones tóxicas que no son un buen augurio para la pareja.

6. SE PERDIÓ EL RESPETO

Si no os respetáis, la relación está muerta. Hay que preocuparse el uno por el otro y valorar a la otra persona para permanecer juntos. Los insultos, las humillaciones y los feos indican una cosa: que el respeto mutuo se ha perdido.

Una vez que sales del territorio de la crítica constructiva y te lanzas a una crítica desmedida, has ido demasiado lejos. Hay que trabajar para amarse por lo que sois y respetar los deseos y necesidades del otro, o de lo contrario os caváis una tumba.

7. OS CRITICÁIS EL UNO AL OTRO CONSTANTEMENTE

Muchas parejas van demasiado lejos y comienzan a encontrar fallos en cada pequeña cosa del día a día. Nada de lo que se haces agrada a tu pareja, y sientes que no cumples con las expectativas.

Peor aún, algunas parejas no pueden comunicar sus problemas de manera cordial. En lugar de explicar con suavidad una queja que tienen, arremeten, esperan a que la otra persona se de cuenta de lo que pasa o la desprecian tanto que destrozan su autoestima. Una vez que se encuentra en esta etapa, las posibilidades de que la relación dure son poco o nada.

8. NO HAY MÍNIMOS SIGNOS DE AFECTO

La pasión puede desaparecer lentamente a lo largo de los años, pero una vez que muere por completo, debe volver a encenderse para salvar una relación. Aquí hay algunas señales de que el afecto ha desaparecido:

  • NO HAY RISAS
    Las parejas que saben cómo divertirse, disfrutar del sentido del humor de los demás y sentirse a gusto, tienden a reír más a menudo. ¡Es un buen recordatorio de por qué comenzasteis a salir!
  • HABÉIS DEJADO DE PIROPEAROS
    Los piropos son una excelente manera de alegrar el día de alguien, y le dices implicitamente que le deseas. Dile que te gusta como va vestida, elogia una de sus habilidades, o dile cuanto te gusta algo suyo.
  • RARA VEZ OS TOCÁIS
    No solo estamos hablando de lo que sucede en el dormitorio. Coger de la mano, tocar ligeramente su brazo o pierna, o darle un abrazo o un beso rápido puede marcar la diferencia. El tacto es un acto muy tranquilizador y amoroso, es íntimo y realmente puede fortalecer el vínculo entre dos personas.

9. ASUMIR LOS ERRORES

No siempre tendrás la razón, y tampoco tu pareja. Os equivocaréis, cometeréis errores y veréis lo peor de cada uno al convivir. Esto tiene su sentido: se pasa mucho tiempo el uno con el otro, y ves lo mejor y lo peor de cada persona.

Ambas personas deben ser capaces de asumir su parte de responsabilidad cuando algo sale mal. Si tú o tu pareja no admitís vuestra parte de culpa, vais por el mal camino. Recuerda, no debes:

  • Ponerte demasiado a la defensiva.
  • Radicalizar una discusión.
  • Culpar a la otra persona por tus errores.
  • Negarse a disculparse.
  • Calentar a la otra persona e insistir en que es demasiado sensible o que necesita estar más tranquila/o o ser más positivo.
  • Echar en cara problemas pasados.

10. TIENES LA SENSACIÓN DE ESTAR SOLTERA/O

Te sientes diferente a antes. Peor aún, tu día a día es el que haría una persona soltera. Rara vez piensas en tu pareja o le echas de menos. Haces planes en el futuro sin contar con él/ella.

Sientes que ya no te apetece recurrir a tu pareja cuando necesitas ayuda. O rara vez hablas de algo más allá de lo superficial. Te sientes preocupado o ansioso por tu relación todo el tiempo.

Todas estas señales descritas en los puntos anteriores pueden indicar que la relación ha pasado a mejor historia. No te hace una mala persona, te hace humano, y está bien querer dejar una relación que ya no te hace feliz. Solo asegúrate de terminar las cosas haciéndolas bien.

CONCLUSIÓN

Si tu relación pasa por alguna de estas diez señales, ¿significa que se acabó definitivamente? En la mayoría de los casos, no! Lo que hay que hacer ahora es trabajar juntos en estos temas. Comunicaros el uno con el otro, hablar las cosas, contaros vuestras inquietudes y necesidades y buscad una solución juntos.

¡No tengas miedo de buscar asesoramiento si es necesario! Comentar cada día cómo vais poniendo un granito de vuestra parte. Si estás dispuesto a hacer todo lo posible para que permanezcáis juntos, esto ayudará a la larga.

Y por el contrario, ¿qué ocurre si ha llegado la hora de poner punto y final? Eso no es un error. Estarás mal un tiempo, pero debes tomar la decisión que sea mejor para ti. Al final todo saldrá bien.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo por favor en facebook. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.