Inicio / Tips / 10 señales de que estás tratando con un sociópata

10 señales de que estás tratando con un sociópata

Un sociópata es una persona que parece estar perdiendo la capacidad de conectar con otras personas. No solo eso, pueden tener muchas características tóxicas que dañan a otros. Es muy posible que conozcas a una persona sociopática porque por ejemplo, solo en Estados Unidos hay alrededor de ocho millones de sociópatas. En España, no hay ningún estudio pero también los hay y muchos.

Una cosa importante que debes recordar acerca de un sociópata es que rara vez sabes con quien estás tratando, quien tienes en frente. Cuando conoces a una persona sociopática, tienden a ocultar todas sus cualidades sociopáticas y, en cambio, parecen completamente normales.

Hay ciertas señales que debes tener en cuenta al determinar si está tratando con un sociópata. Es posible que un verdadero sociópata no muestre todos los síntomas del libro típico o artículo que has podido leer, por lo que no siempre es fácil descifrarlo. También puede ser difícil desenmascararlo porque los médicos generalmente ya no diagnostican a alguien como sociópata.

SIGNOS QUE ESTÁS TRATANDO CON UN SOCIÓPATA

1. NO SE SIENTEN MAL CUANDO TE HIEREN.

Los sociópatas no entienden para nada tus sentimientos, por lo que cuando hacen algo que les debería hacerse sentirse mal, simplemente no sienten nada en absoluto. Este es uno de los rasgos más comunes entre los sociópatas.

Mientras que la mayoría de las personas tienen sentimientos de culpa, vergüenza, bochorno, agobio, etc., las personas sociopáticas no tienen esos sentimientos. Si tienen esos sentimientos, solo lo sienten un poco, y no lo suficiente como para realmente hacerles cambiar.

2. TIENEN FUERTES CAMBIOS DE HUMOR Y PUEDEN SER VIOLENTOS.

Una persona sociópata puede pasar de ser feliz y estar pasando un buen rato, a enfadarse o de pronto callarse en un instante. También pueden tener episodios aleatorios de ira que llevan a la agresión y arrebatos emocionales.

Debido a su falta de empatía y sus intensos cambios de humor, una persona sociópata puede volverse violenta de forma rápida e inesperada. Su necesidad de tener todo bajo control también contribuye a su naturaleza violenta.

3. TIENEN QUE TENER EL CONTROL.

Cuando un sociópata no tiene el control, puede enfurecer. Quieren controlar situaciones, personas y emociones. Si sienten que están perdiendo el control, podrían tener un arrebato emocional.

4. SON IMPULSIVOS.

Su comportamiento impulsivo a menudo conduce a la agresión, la actividad ilegal y muchas otras cosas negativas.

Debido a su impulsividad, no se les puede fiar dinero. Gastan imprudentemente, y sus deseos cambian a menudo. Esto conduce a gastos excesivos frecuentes, y normalmente tienen unas pocas deudas.

5. NO LES GUSTA HABLAR DE SU VIDA PERSONAL

Una persona sociópata no habla de sus amigos o familiares muy a menudo. Incluso pueden ponerse a la defensiva o enfadarse cuando los menciona o hacen preguntas.

También debes fijarte en si tiene amigos y, o su relación con sus familiares. Esto podría ser una gran señal de que la persona es sociopática. Si tienes un amigo que solo te ve cuando quiere algo, esto también es una seria bandera roja.

6. SON ENCANTADORES AL PRINCIPIO.

Cuando conoces por primera vez a una persona sociopática, será encantador, simpático y capaz de atraer a la gente. Es probable que te regalen los oídos y te hagan sentir bien contigo mismo. Esta es la forma en la que obtienen el control sobre la relación.

7. SON MANIPULADORES.

Con su necesidad de tener el control, los sociópatas tienden a encontrar formas de manipular personas y situaciones. Mentirán y dirán todo lo que puedan para que les creas y se salgan con la suya.

Una forma común en que una persona sociópata puede manipularte es con la técnica del gaslighting. El gaslighting es cuando te hacen cuestionar tu propia cordura. Es decir, con frases de este tipo: “Estás loco, eso nunca ocurrió.” “¿Estás segura? Tu sueles tener mala memoria.”

8. INCUMPLEN LEYES Y NORMAS SOCIALES.

Los sociópatas sienten que están por encima de la ley y cometen acciones ilegales a menudo. Se sienten por encima de las normas sociales y, por lo general, actúan de manera diferente a como lo haría la mayoría de las personas.

Cuando están haciendo estas cosas, a menudo cometen errores por descuido que esencialmente los llevan a ser pillados.

9. LAS SOCIOPATAS HABLAN RÁPIDAMENTE Y HACEN PROMESAS Y COMPROMISOS SIN BASE ALGUNA.

Los sociópatas son charlatanes, y esto es para que puedan encubrir quiénes son realmente. Hacen planes y promesas un tanto radicales, aunque no tienen los medios para poder cumplirlas, lo que viene siendo prometerte la luna. Una persona sociópata también puede decir cosas demasiado positivas.

Por otro lado, los sociópatas también pueden decir cosas y palabras extremadamente negativas. Hacen esto para derribarte y hacerte sentir que los necesitas, o que no eres digno de ellos. Un cambio entre afirmaciones positivas y negativas es común, dependiendo de la situación.
 
Pueden hacer promesas y hacen por comprometerse con cualquier cosa. Las personas sociópatas tampoco piensan completamente las cosas antes de quedarse con algo, lo que lleva al tema de las promesas rotas continuas.

10. SONRÍEN, SE REGOCIJAN O SE RÍEN DE LAS DESGRACIAS O EL DOLOR DE OTROS.

Si se sonríe, se regocija o ríe cuando ve o escucha algo desagradable que le está sucediendo a otra persona, es posible que tenga que en frente un sociópata. La mayoría de las personas nunca reaccionarían de esa manera, así que tómalo como una bandera roja cuando alguien lo hace.

Esto se aplica en la vida real, en la televisión o en una película. No importa cuál sea la situación, si algo malo ha sucedido y alguien se ríe, sonríe o hace una broma al respecto, debes estar alerta.

COMO TRATAR CON UNA SOCIOPATA

Cuando tratas con un sociópata, debes recordar que te menospreciarán, humillarán, calumniarán y te provocarán. Lo hacen para que esencialmente puedan controlarte a ti y a tus sentimientos. Debes tratar con ellos adecuadamente.

Dado que los sociópatas son manipuladores y tienden a hacer que te sientas realmente mal contigo mismo, la única manera de tratarlos es evitarlos por completo. Sin embargo, esto no siempre es posible si son familiares o compañeros de trabajo cercanos. Si este es el caso, necesitas saber las formas de torear con un sociópata para evitar que te manipulen o te menosprecien.

1. EVITA LA CONVERSACIÓN A SOLAS CON ELLOS.

Las personas sociopáticas necesitan el momento poder hablar con alguien en privado para comenzar su manipulación. Al evitar tener una conversación privada con ellos, te estás protegiendo de su negatividad.

Puedes fingir que recibe una llamada telefónica, decirles que tiene que ir al baño, hacer preguntas sobre su vida o hablar sobre el clima. Di lo que tengas que decir para evitar que la conversación se vuelva personal.

2. NO TE CORTES

Si algo de lo que dicen suena descabellado, díselo. Ellos inventarán las cosas necesarias para tener una respuesta tuya, por lo que debes mantenerte alerta. Si los pones en su sitio, es posible que no lo vuelvan a intentar.

Puedes hacerlo con un compañero de trabajo o amigo si te llegan chismorreos que no te suenan bien.

3. DILES NO

Cuando una persona sociópata te manipula, intenta sacarte algo. Ya sea para que le ayudes con algo: dinero, regalos o simplemente información, dígales que no. Eventualmente, pueden darse cuenta y dejarte en paz, pero si cedes, simplemente te están preparando para recibir más de este comportamiento por parte de ellos.

Cuando dices que no, no necesitas darles una explicación. Y si lo sigue intentando, mantente en tus trece.

4. NO ACEPTES REGALOS O FAVORES DE ELLOS.

Los sociópatas te harán regalos o favores, solo para usarlos en tu contra como arma más adelante. Cuando necesiten algo o se sientan molestos contigo, mencionarán lo que hicieron por ti para poder salirse con la suya.

5. NO LE COMENTES LAS POSIBLES MEJORES EN TU VIDA HASTA QUE HAYAN PASADO.

Si tienes uno cerca, no querrá que tengas un nuevo trabajo, una casa nueva, una nueva relación o haga cualquier otro cambio en tu vida. Cuando les digas que se avecina un cambio en tu vida, intentarán cambiarte de opinión diciendo cosas que te hagan cuestionar tu decisión.

Lo hacen para mantener un sentido de control sobre tu vida. Al abstenerte de decirles nada hasta que el cambio ya se haya realizado, no hay posibilidad de que puedan tratar de disuadirte.

LA DIFERENCIA ENTRE UN SOCIÓPATA Y UN PSICÓPATA

Los sociópatas y los psicópatas comparten algunos rasgos, como la empatía, la culpa y el desprecio por los estándares sociales. Sin embargo, son muy diferentes. Una persona se vuelve sociopática debido a sus experiencias y entornos pasados, mientras que un psicópata nace como tal.

Otra diferencia entre los sociópatas y los psicópatas es que los sociópatas pueden parecer normales pero tienen rasgos inestables. Pueden ser desorganizados y erráticos a veces. Los psicópatas son exactamente lo contrario, ya que están organizados y calculadores.

Sin embargo, incluso si te das cuenta de estas cosas, puedes unir estas dos diferentes personalidades. Muestran muchos de los mismos rasgos y tienden a ocultar cosas sobre su vida personal.

RESUMIENDO

Si bien hay señales a los que debes estar atento para saber si puedes estar tratando con un sociópata, no todos los que presentan algunos de estos signos son sociópatas. Puede ser difícil saberlo con seguridad, pero debes confiar en tu instinto.

Si notas que alguien en tu vida da muestras de algunas o todos estas señales, y tu intuición te dice que “ojito”, entonces es posible que tengas que tratar con un sociópata y no te quedará mas remedio que alejarlo de tu vida. Tienes que protegerte de ellos o podrías sufrir daños físicos y emocionales.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo por favor en tu facebook, deja un comentario o pásalo por whatsapp. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.